Autores: Rafael Reigal Guerrero y Victoriano Pérez Aranda.

Año: 1957

Hombres de trono: 150

Observaciones:  Antiguo trono de la Virgen de la Trinidad, de la Cofradía del Cautivo. Aunque el primer diseño del trono iba a estar basado en la sillería del Coro de la Catedral de Málaga, este proyecto no se pudo ejecutar. Aún así, en algunos “ambitos cofrades” se le sigue denominando como “Trono Catedralicio”.

El trono fue adquirido por la Cofradía en el inicio de la década de los setenta. “Es parte” del antiguo trono que procesionó a la Virgen de la Trinidad hasta el Lunes Santo de 1.971, obra de Victoriano Pérez Aranda y Rafael Reigal Guerrero. El trono realizado entre 1.957 y 1.958, y conocido en los ambientes cofradieros de la ciudad como el “trono catedralicio” ya que en su diseño original iba a estar basado en el Coro de la Catedral de Málaga. Es un trono de corte malagueño, de talla barroca en madera de pino rojo dorada. El profesor D. Agustín Clavijo lo definía como “un monumental trono característicamente malagueño (de los denominados retablos callejeros): moldurajes valientes y airosos, con arbotantes de gran presencia y altura, decorado con sendos ángeles alados en sus frentes”.

En él se procesiona, desde 1.994, al Santísimo Cristo de la Hermandad, si bien anteriormente, desde su llegada a la barriada, también se había procesionado en él, a la Virgen de los Dolores, formando ambas imágenes el grupo escultórico que ha recibido culto por parte de la Hermandad desde sus inicios.